Ir arriba

AD Mirror

Aprovecha los gimnasios para impulsar su modelo de publicidad en espejos inteligentes

El gran reto de la publicidad es la innovación constante y mantener un equilibrio para que el público no se sienta saturado. Oscar San Román, cofundador de AD Mirror, y sus socios vieron una oportunidad de tener a un espectador cautivo en los espejos que hay en los gimnasios.

Aunque emprendieron con esta marca en pandemia, los resultados ya comenzaron a verse para esta marca que forma parte de la oferta de medios de publicidad de Samsoen, empresa de San Román.

Con sus espejos inteligentes, AD Mirror acerca a las marcas a los consumidores que pasan al menos una hora frente a los espejos de gimnasios. Comenzaron con un par de unidades de Smart Fit en las colonias Condesa y Roma de la Ciudad de México. 

Actualmente, su oferta de espejos inteligentes brinda anuncios de hasta seis clientes en 10 gimnasios de esta ciudad. Su objetivo es cerrar este año con presencia en 20 gimnasios de esta cadena y continuar su crecimiento por el país.

“La gente se queda dentro del gimnasio hasta una hora; entonces, descubrimos que la gente puede llegar a ver el anuncio hasta seis veces en una misma sesión de entrenamiento. Esto se nos hizo muy atractivo para los clientes”, dijo San Román. 

La marca ya tiene entre sus clientes a empresas del sector educativo, oficinas, marcas deportivas y teatros.

Aunque otras empresas tienen ofertas similares para espejos en centros comerciales o baños de cines, la ventaja de AD Mirror es que se enfoca en un lugar donde las personas al menos pasarán una hora frente al espejo, el gimnasio.

AD Mirror pone un pie en el mercado de la publicidad

El lanzamiento de AD Mirror ocurrió justamente durante la pandemia, en diciembre, aunque la idea se gestó por alrededor de dos años. Durante el año pasado, seis de cada 10 anunciantes redujeron su inversión publicitaria, según un estudio de IAB.

Con el impulso a los espejos inteligentes, la marca busca un lugar en el mercado de publicidad, que durante 2020 tuvo un valor aproximado de 4,150 millones de dólares (mdd) en inversiones, según Statista.

“No podíamos perder la chance (de entrar en Smart Fit) y en diciembre metimos AD Mirror a los gimnasios. Al poco tiempo cerraron todos los gimnasios hasta marzo. Fue un poco difícil porque el regreso de la gente a los gimnasios ha ido lento. Pero la buena noticia es que el aforo de 30% en Smart Fit simboliza 100% de aforo en un gimnasio convencional”, destacó el directivo.

Este impulso le permite a San Román y su equipo pensar en nuevos clientes por las principales ciudades del país. “La idea es expandirnos en todos los Smart Fit; estamos viendo trabajar con Sports World, Sport City”, dijo.

Además, el siguiente proyecto de AD Mirror son anuncios personalizados por género y edad con inteligencia artificial. 

Para lograr ese crecimiento, la inversión que estima destinar será de 200,000 pesos para un software que permita esa distinción entre quienes pasan por enfrente del espejo. Este proyecto, de inversión propia, puede comenzar el próximo año, dijo San Román.

Respuesta

9 + 1 =